Usos inteligentes que puedes darle a tu aguinaldo

El aguinaldo es una de las prestaciones de las que todo trabajador formal tiene derecho a gozar durante esta temporada. Este pago, que equivale mínimo a 15 días de salario, resulta de gran ayuda para saldar deudas adquiridas a lo largo del año, darse uno que otro lujo o para adquirir bienes duraderos.

 

No obstante, el aguinaldo suele desaprovecharse en muchas ocasiones en productos o caprichos que no cubren una necesidad básica o que no forman parte de un plan a largo plazo. De esta forma, el fruto de todo un año de trabajo se esfuma sin dejar un beneficio significativo en las personas.

 

Alternativas para darle un uso sabio a esta prestación hay muchas, pero sin duda, comprar una casa es una de las más convenientes, ya que entre otras ventajas, se invierte en una propiedad que representa una utilidad a futuro, y que contrario a otros productos, aumenta su valor con el tiempo en lugar de depreciarse.

 

Con el aguinaldo recibido es posible dar el enganche de una casa nueva o departamento, así como utilizar ese dinero en la escrituración de un nuevo hogar. Al momento de solicitar un financiamiento bancario es necesario contar con alrededor del 20% del total del crédito solicitado para cubrir estos gastos, de ahí la importancia de contar con un ahorro considerable. Además, te evitas solicitar un préstamo adicional para hacer frente a este desembolso.

 

En caso de solicitar un crédito con una institución con el Fovissste, por ejemplo, debes contar con un capital disponible para solventar gastos notariales o registrales, por lo que hacer un uso inteligente de tu aguinaldo puede evitarte preocupaciones y sacarte de muchos problemas.

 

Si ya cuentas con una cantidad para cubrir el enganche o los gastos iniciales de tu nueva casa o departamento, entonces puedes guardar tu aguinaldo para adelantar mensualidades en el pago de la hipoteca, o bien, guardar ese dinero en caso de que llegara a suceder un imprevisto que te impidiera cumplir en tiempo y forma con el pago de tu mensualidad. Recuerda que prever es la mejor solución ante las adversidades financieras.

 

 

 

El dinero ahorrado a lo largo del año, así como el aguinaldo que hayas recibido en esta temporada, puede convertirse en la llave de tu nuevo hogar, un espacio en el que tú y los tuyos puedan gozar de independencia, tranquilidad y un ambiente de armonía. Contacta a uno de nuestros asesores ARA para conocer más sobre cómo puedes hacer un uso responsable de tu aguinaldo y hacer realidad por fin tu sueño de tener una casa o departamento, además de recibir asesoría sobre cuál es la alternativa de financiamiento que mejor se ajusta a tus necesidades como trabajador. Que este año nuevo marque el comienzo de una mejor vida.

NOTICIAS RELACIONADAS